preloader
Top
CÓMO ALMACENAR CORRECTAMENTE EL ALIMENTO DE TU MASCOTA - Soy Fanimal
fade
7584
post-template-default,single,single-post,postid-7584,single-format-standard,theme-flow123,eltd-core-1.1.2,woocommerce-no-js,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

CÓMO ALMACENAR CORRECTAMENTE EL ALIMENTO DE TU MASCOTA

¿Ubicas este momento en el que te compras una papitas o un cereal y lo dejas mal cerrado o abierto y se hace todo “chicloso” y su sabor ya no vuelve a ser el mismo? Pues pasa exactamente lo mismo con las croquetas de tu mascota. Es por eso que a continuación te platicaremos sobre las mejores maneras de guardar su alimento para conservarlo lo más fresco y delicioso posible.

 

 

 

 

Cuidado con el clima

 

Evita que el alimento de tu mascota esté en contacto directo con el sol, la lluvia o los cambios abruptos de temperatura. Evita guardarlo en el balcón, en la terraza, en cualquier lugar abierto o que esté en contacto directo con el piso debido a la humedad que puede transmitirse por ahí.

 

Contenedores

 

Los empaques en los que compras el alimento para tus mascotas, suele estar diseñado especialmente para mantenerse apropiadamente durante mucho tiempo. Pero una vez que lo hayas abierto, deberás de tomar en cuenta mantenerlo cerrado para evitar que pueda contaminarse.

 

 

 

 

Refrigeración

 

En el caso de los alimentos como los sobrecitos o las latas, una vez abierto pueden contaminarse rápidamente si se deja expuesto a la temperatura ambiente. Te recomendamos vaciarlo en algún contenedor como un tupper o una bolsa con cierre y guardarlo en el refri para conservarlo fresco. Procura también que tu mascota lo consuma antes de 5 a 7 días después de abrirlo.

 

Cantidades

 

Intenta comprar solamente lo necesario y no acumular de más. Los especialistas recomiendan ser precavidos con las cantidades de alimento que compramos para evitar la posibilidad de que caduque o adquiera humedad.

 

 

 

Toma en cuenta que el mal almacenamiento del alimento de tu mascota, puede provocar que se eche a perder, se deshidrate o que la humedad favorezca la producción de bacterias, parásitos u hongos; provocando padecimientos en tu mascota como vómitos, diarrea, infecciones graves o fuertes dolores estomacales.