¿CÓMO EVITAR QUE MI PERRO ME JALE CUANDO LO SACO A PASEAR?

Es momento de salir con tu mascota, pero… ¿algo pasa? A la hora de comenzar no hace más que jalonearse, jadear y hacerse daño con la correa. Esto se debe a que su nivel de ansiedad por salir se ha desbordado y no te queda de otra más que ceder y correr tras de él para que no se lastime. Para que estos paseos no se conviertan en un momento de tensión y tu mascota pueda disfrutarlos al máximo te damos algunos consejos: 

Vuélvelos rutina: Tu mascota necesita gastar ese exceso de energía y por eso te recomendamos que estos paseos sean mínimo 3 veces al día durante 20 minutos y si lo haces rutinariamente ayudará a que él se acostumbre.

Salgan sin prisa: Date un espacio para que estos paseos sean tranquilos, déjalo que olfatee y marque territorio. No sólo lo saques a hacer sus necesidades o ejercicio, es importante que sepa que ese momento es único para pasear. 

Crea un lenguaje específico: Para que mantenga un comportamiento adecuado debes de comunicarte con él, la educación positiva ayuda a que ellos puedan entender qué es lo que está pasando. Si comienza a ladrar dile que no y si lo deja de hacer, prémialo para que comience a relacionarlo.

Usa los accesorios adecuados: Para evitar cualquier accidente siempre debes colocarle una correa ni muy holgada ni muy justa. También las pecheras pueden ser un buen accesorio para evitar que se lastime el cuello. Si te gustan los collares asegúrate de que el broche sea firme para que no pueda zafarse a jalones.

No te desesperes: Recuerda que cuanto más joven es tu mascota, menos experiencia y más energía tiene. Con el paso del tiempo y la constancia lograrán hacer un gran equipo de paseo.

Estos son algunos de los consejos que nosotros podemos darte en general. Recuerda que cada mascota es diferente y que los paseos son tiempo de calidad que pasas con ellos.