preloader
Top
GATOS Y NIÑOS PEQUEÑOS - Soy Fanimal
fade
7326
post-template-default,single,single-post,postid-7326,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
gatos y niños pequeños

GATOS Y NIÑOS PEQUEÑOS

 

 

A primera impresión puede parecer que un gato no sea la mejor mascota para un niño ya que nos puede asustar el hecho de que puedan arañar o morder a nuestros hijos, pero, qué tan cierto es esto ¿los gatos son buenas mascotas para los niños?

 

 

 

Los gatos son súper cariñosos, incluso pueden llegar a serlo más que los perros, definitivamente no tienen su mismo comportamiento y esto es algo que hay que tomar en cuenta al momento de decidir que un gato va a ser el compañero de nuestros hijos.

 

 

 

gatos y niños pequeños

 

 

 

Eso sí, como cualquier mascota, ya sea gato o perro, necesitas tomar en cuenta distintos factores antes de comenzar a que el animal entre en contacto con tus hijos, especialmente si son bebés. En el caso de los gatos, es bueno enseñarle a tus hijos a entablar una relación con ellos, de esta manera podremos evitar cualquier accidente y hacer que la relación con la mascota sea lo más placentera posible.

 

 

 

Lo primero que debes de hacer es explicarle a tus hijos que una mascota no es un juguete y que por eso necesita respetarla e incluso dejar al gato a solas en ciertos momentos. Preséntalos en un ambiente tranquilo y explícales que hay reglas que deben de seguir para cuidar a su nueva mascota.

 

 

 

gatos y niños pequeños

 

 

 

Puedes iniciar pidiéndole a los niños que se sienten en el piso y esperar a que el gatito vaya hacia ellos, necesitas hacer que tu mascota comience a confiar en tu hijo y reconozca que estará seguro con él. Enséñales también que nunca deben despertar al gato y que una conducta ruidosa puede estresar al gatito por lo que deberán de mantener la calma cuando se encuentren cerca de él.

 

 

 

Toma en cuenta que los gatos nunca atacan sin enviar señales antes de hacerlo, por lo que es bueno saber interpretar los gestos y movimientos del gato para identificar cuándo es posible que vayan a soltar una mordida o un rasguño. A través de su cara y del movimiento de su cola podrás saber qué le pasa.

 

 

 

gatos y niños pequeños

 

 

 

A los gatos les encanta jugar, por lo que esta puede ser también una gran ventaja para que tus hijos tengan un gato. Intenta que tus hijos jueguen con el gato a través de un juguete, de esta manera la experiencia será más agradable para todos.

 

 

 

Otra de las ventajas de tener un gato para que conviva con tus hijos es que son muy pacientes, son muy fáciles de educar y muy tranquilos por lo que esto hace que sean unos compañeros ideales para los más pequeños.

 

 

 

gatos y niños pequeños

 

 

 

Los gatos también son capaces de crear vínculos familiares muy fuertes con los miembros de la familia y en caso de que llegue un bebé nuevo a ella, los gatos lo entienden perfectamente. Además, tienen una sensibilidad enorme que les hace entender que un bebé o un niño pequeño tiene que ser tratado con delicadeza.

 

 

Así que si tienes hijos y quieres tener un gato o si tienes gatos y llega un nuevo bebé a casa, los gatos son una gran opción al igual que los perros. No hagas caso de los mitos ya que los gatos pueden llegar a ser grandes compañeros para tus hijos.