preloader
Top
CONSIGUE EL LLAMADO PERFECTO PARA TU PERRO - Soy Fanimal
fade
6922
post-template-default,single,single-post,postid-6922,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

CONSIGUE EL LLAMADO PERFECTO PARA TU PERRO

¿Qué es “el llamado” en perros? Es una de las órdenes más importantes que debe de aprender ya que con ella puedes evitar alguna situación de peligro. Se trata de la orden que le das para que te siga y vaya hacia ti en caso de que se encuentre lejos.

 

 

 

Algunos perros la aprenden solos, pero si a tu perro le cuesta algo de trabajo, a continuación te enseñaremos algunos trucos para que esa orden sea cada vez más infalible ya que nunca sabes cuándo podrás necesitarla.

 

 

 

 

Es importante saber que los perros nunca dejan de aprender. Obviamente de cachorros es más fácil, pero si tiene un perro adulto que no ha aprendido esa orden, podrás enseñársela con alguna de las siguientes técnicas.

 

 

 

Lo más importante es reforzar esta orden con algo que sea muy positivo para tu perro, esto hará que deje de hacer cualquier cosa que esté haciendo para acudir hacia ti de manera inmediata. El refuerzo tiene que ser muy agradable, como darle cariño o incluso algún premio como una salchicha, carne seca o alguna galleta cuando lo haga bien.

 

 

 

 

Recuerda tener mucha paciencia cada vez que le enseñes algo nuevo a tu perro, es un proceso de aprendizaje y las primeras veces le costará algo de trabajo.

 

 

 

¿Cómo lograr que obedezca a tu llamado? Primero establece la orden, busca una palabra clave que solamente uses para esa acción y evitar que tu mascota no se confunda con otras órdenes. Si hay más miembros en la familia, pónganse todos de acuerdo para utilizar siempre la misma palabra, un buen ejemplo puede ser “ven”, es corta y fácil de entender.

 

 

 

 

Cuando empieces a entrenarlo, menciona la palabra seguida de su nombre y en el momento que llegue junto a ti, dale el premio. Es importante que lo hagas de inmediato y no esperes a que se siente o a que realice otra acción. Así lo relacionará con acercarse a ti y no con otra cosa.

 

 

 

Inicia haciéndolo cuando tu perro esté a una distancia corta, repítelo varias veces para que comience a relacionarlo y poco a poco ve aumentando la distancia.

 

 

 

Practica diario esta orden, si al principio ves que no hace caso con la palabra elegida, busca otra y úsala para siempre. También puedes usar un sonido o un silbido que tu perro pueda reconocer fácilmente y solamente para esa acción.