preloader
Top
5 RAZAS DE PERROS MÁS PROPENSAS A LA OBESIDAD - Soy Fanimal
fade
7314
post-template-default,single,single-post,postid-7314,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
5 razas de perros más propensas a la obesidad

5 RAZAS DE PERROS MÁS PROPENSAS A LA OBESIDAD

 

Como ya sabemos, las distintas razas de perros tienen características particulares que las hacen distintas a las demás, de acuerdo a su genética. Algunas razas son más tranquilas, otras tienden a ser más agresivas, otras hiperactivas, etc. En esta ocasión te hablaremos sobre las razas de perros que tienden a engordar, para que tomes en cuenta ciertas recomendaciones en caso de que tu mascota pertenezca a alguna de ellas.

 

 

 

La obesidad en los perros es un problema, pero eso también puede derivar en otras enfermedades graves que acortarán la esperanza de vida de tu perro o derivar en problemas musculares, displasia de cadera o artritis.

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

 

Boxer

 

Esta raza, al engordar es propensa al hipotiroidismo. Así que si tu perro llega a tener este problema, es recomendable que el veterinario lo controle cada año. Pero no te preocupes si tu perro solo ha engordado, la ventaja de esta raza es que le encanta hacer ejercicio, lo que hace que el tratamiento de sobrepeso sea más fácil de llevar al complementarlo con una dieta saludable.

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

 

Bulldog inglés

 

Esta raza en particular tiene un apetito voraz, que unido a sus características físicas y problemas para respirar que les quita las ganas de hacer ejercicio y pueden llegar a colapsar por sus dificultades respiratorias, hace que el problema de obesidad en esta raza pueda salirse de control. En esta raza es algo común que los dueños lleguen a sobrealimentarlos porque todo el tiempo están pidiendo comida, así que lo más recomendable es restringirles el alimento a las cantidades mínimas recomendables para que no suba de peso, ya que con ejercicio será complicado controlar su problema de obesidad.

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

 

Beagle

 

Esta es una raza con tendencia al sedentarismo, lo que puede derivar en que poco a poco vaya subiendo de peso. La ventaja es que es un perro muy activo al que le gusta jugar, así que si mantienes una rutina diaria de ejercicio, controlar el problema de sobrepeso puede ser relativamente fácil. Ten cuidado también con sobrealimentarlo, ya que es una raza con muy buen apetito.

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

 

Pug

 

Al igual que el bulldog, sus características físicas les hace difícil respirar, por lo que controlar su problema de sobrepeso con ejercicio será algo complicado. Esta raza en particular podría tener eventualmente problemas de salud si son sometidos a un ejercicio prolongado. El control de su peso tiene que depender completamente de la alimentación, así que si tienes un pug, cuida mucho sus cantidades de comida,

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

 

Labrador

 

Estos perros son glotones por naturaleza, nunca se sacian y parece que todo el tiempo están hambrientos, por lo que las personas suelen relacionar con que están mal alimentados, provocando que se excedan en su alimentación. La gran ventaja con esta raza es que son demasiado energéticos, por lo que si les sobran algunos kilos, será muy fácil controlar su peso con rutinas de ejercicio como salir a correr. Aunque toma en cuenta que el que haga ejercicio no tiene porqué ser pretexto de darle más comida.

 

 

5 razas de perros más propensas a la obesidad

 

 

Otras razas que también son propensas a engordar son el terrier escocés, el perro salchicha, el cocker, el schnauzer o el rottweiler. Lo mejor que puedes hacer es consultar con tu veterinario el mejor procedimiento para evitar que engorde y tu perro tenga una vida más feliz.

 

 

 

Intenta también no darles comida cada vez que te pidan al ver que tú estás comiendo, que solo coman su comida a la hora que les toca. Mide los premios o botanas que le das. Si ves que tu perro es muy glotón, puedes probar también con un plato especial con cuenco que le dificulte comer demasiado rápido, esto les ayudará a procesar mejor la comida y al tardar más en comer, su cerebro tendrá más tiempo para indicarles que están satisfechos.