preloader
Top
LA CRISIS POR AUMENTO DE PERROS CALLEJEROS ES ALARMANTE -
fade
6541
post-template-default,single,single-post,postid-6541,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

LA CRISIS POR AUMENTO DE PERROS CALLEJEROS ES ALARMANTE

Caminando por cualquier parte del país, es inevitable darse cuenta de que por todos lados hay perros callejeros. Así es, por más que nos duela aceptarlo, vivimos en un país que no está interesado en cuidar a los animales.

 

 

En México, no hay un censo sobre mascotas o animales domésticos. Sin embargo, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies (AMMVEPE) estima que hay alrededor de 28 millones de animales domésticos (perro y gatos), de los cuales el 70% se encuentran en la calle, cifra que crece un 20 % anual.  Asimismo, el 75% de dichos caninos no han recibido una vacuna o desparasitación en toda su vida.

 

 

 

 

En México existe una preocupante falta de educación y de legislación, para proteger a los animales de compañía. La venta de perros y gatos sin esterilización y la cruza entre razas en criaderos y mercados clandestinos favorecen las cifras de abandono, maltrato y problemas de salud pública.

 

 

Las personas tienen que ser más responsables al momento de tomar una decisión tan grande como la de hacerse cargo de la vida de un ser vivo. Adoptar una mascota en la familia no debe de tomarse a la ligera, es una responsabilidad de por vida. Ningún animal debe de ser visto como un producto de utilería, ni como un envase desechable.

 

 

 

 

“La gente cree que son un peluche, compran un animal por su estética, pero no entienden que detrás de ello hay todo un tema de comportamiento de su propia naturaleza”, indicó el director de Defensoría Animal.

 

 

 

Ok, existe esta gran crisis en México, pero ¿hay algo que podamos hacer para ayudar de alguna manera a reducir este problema? 

 

 

La adopción de perros callejeros es una opción para subsanar el abandono y maltrato, siempre y cuando ya se haya meditado muy bien tener un animal. Hay que ser consciente de la responsabilidad, tiempo y recursos económicos que demanda.

 

 

Por encima de la compra hay que adoptar, es un acto de valor humano y de realmente salvar una vida y, además, educas.

 

 

Otra manera de ayudar a revertir este problema, es hablar del tema con más personas, criticar a quienes solamente adopten por moda y apoyar a organizaciones que ya están implementando soluciones.

 

 

Hagamos consciencia y apoyemos a esos pequeños seres que llegan a nuestras vidas para darnos una lección de amor.