preloader
Top
LEUCEMIA VIRAL FELINA - Soy Fanimal
fade
7288
post-template-default,single,single-post,postid-7288,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
leucemia viral felina

LEUCEMIA VIRAL FELINA

 

 

Lo primero que hay que tomar en cuenta al hablar sobre este tema es que la leucemia felina no tiene nada que ver con la leucemia humana. La leucemia felina es una enfermedad viral que se transmite por contacto directo como compartir comederos, bebederos o espacios; incluso puede llegar a transmitirse durante la gestación y en la lactancia a través de la madre.

 

 

 

leucemia viral felina

 

 

 

La principal fuente de transmisión de esta enfermedad es a través de la contaminación por medio de heridas y rasguños, lo que hace que sea una enfermedad demasiado común en gatos que salen de casa y andan caminando por la calle. Es importante recalcar que este virus no afecta a otros animales ni a humanos, por lo que no debes de preocuparte si tu mascota lo presenta.

 

 

 

leucemia viral felina

 

 

 

Una vez el animal ha resultado infectado, el virus se multiplica en el torrente sanguíneo. Durante esta fase inicial el gato puede vencer la infección y acabar con el virus, incluso sin manifestar síntoma alguno. Sin embargo, en algunos gatos el sistema inmunitario no puede erradicar el virus, y estos animales quedan infectados persistentemente durante el resto de la vida. Enferman y acaban muriendo meses o años después de sufrir la infección inicial.

 

 

 

 

Pero no te alarmes, a pesar de que los signos de contagio pueden ser muy variables y complicados de determinar con precisión, existe la medicina preventiva y puede confirmarse la presencia del virus con una prueba sanguínea de laboratorio. Al ser una enfermedad de tipo viral, actualmente contamos con una vacuna que puede proveer al gato de las defensas adecuadas para mantenerse sano. 

 

 

 

leucemia viral felina

 

 

 

En caso de saber que nuestro gatito es positivo a la enfermedad, el veterinario puede establecer la fase en que se encuentra y poder así realizar un tratamiento específico. 

 

 

 

La mejor manera de prevenir esta enfermedad es con la vacunación ya que puede evitar que la infección persista y consecuentemente la enfermedad. La vacuna contra el virus de la leucemia felina puede estar incluida en la vacunación general, o bien se puede ofrecer como un complemento de ésta. Por lo tanto, es recomendable hablar sobre esto detenidamente con el veterinario, él le aconsejará sobre el programa de vacunación más adecuado para prevenir esta y otras enfermedades comunes, en tu gatito.